La Carrera más Pequeña del Mundo

Cuando escuchan el término «carrera de 24 horas», mucha gente puede pensar en Le Mans, Daytona o incluso Nürburgring. Imaginas coches de colores corriendo a alta velocidad, acompañados de un ruido ensordecedor y el olor de la quema de combustibles de alto rendimiento. Pero en la NanoCar Race todo es diferente. Y en medio de todo ello se encuentra un equipo de la Universidad Técnica de Dresde y el IPF de Dresde.

Una Carrera de 24 Horas muy Diferente

Nanocar Race es la carrera de autos más pequeña del mundo que cubre la distancia más larga posible en una pista dorada durante 24 horas, donde los vehículos son moléculas impulsadas por la interacción con la punta de un microscopio de efecto túnel

A finales de marzo, la segunda NanoCar Race tuvo lugar en Toulouse, en el CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica) francés. En este tipo especial de carrera, ¡todo es diferente a una carrera de coches clásica! En sentido estricto, solo los pilotos de la carrera están sentados allí, mientras que las «pistas de carreras» se encuentran en ocho laboratorios diferentes de todo el mundo, uno de ellos en la TU Dresden.

Dicho esto, los «coches» participantes son muy, muy pequeños: moléculas formadas por entre 50 y 200 átomos, no más grandes que unos pocos nanómetros. Para poner este régimen de tamaño en perspectiva: Un solo cabello humano tiene un grosor de unos 70.000 nanómetros.

Un Microscopio como Motor

Cámara real de las moléculas durante la carrera

En este mundo cuántico, por supuesto, no se puede observar nada a simple vista, ni siquiera con los clásicos microscopios de luz: se necesitan máquinas muy especiales de alta tecnología, los llamados microscopios de barrido en túnel (STM). En estos microscopios, una punta afilada y de precisión atómica actúa como sonda y recorre la muestra. Se aplica un voltaje entre la sonda y la muestra, lo que provoca efectos mecánicos cuánticos. Estos efectos pueden aprovecharse para obtener información estructural sobre la muestra, hasta una resolución atómica.

En la carrera de NanoCar, sin embargo, los STM no sólo se utilizan para estudiar los diminutos coches de carreras, sino también para manipularlos. Esto se debe a que las moléculas con ciertas estructuras y propiedades específicas son obligadas a moverse con impulsos eléctricos.

El mecanismo de propulsión puede ser inelástico (relacionado con la excitación de modos vibracionales o con cambios estructurales inducidos por la corriente) o dipolar, resultante de la repulsión o la atracción entre el nanocoche y la punta del STM. En resumen, los electrones de la punta a la muestra son suficientes para desencadenar el movimiento en los nanocarros bien diseñados.

Modelos de los coches-moléculas

Evento en Vivo: Las 24 horas de Le Moleculans

Aquí está la clave de la victoria para los equipos de carreras: ¿qué molécula está mejor preparada para viajar lo más lejos posible en las 24 horas asignadas? «Lejos» es, por supuesto, un término relativo: las distancias recorridas serán de unos pocos nanómetros en el mejor de los casos. Sin embargo, los organizadores de esta carrera cuántica no han escatimado esfuerzos para que todo parezca un evento deportivo clásico.

Con una retransmisión en directo de 24 horas, intercalada con reportajes sobre los distintos equipos y declaraciones oficiales que van desde la política hasta la ciencia. Como es habitual al final de cualquier evento de carreras, también habrá una ceremonia de entrega de premios de última generación.

La primera carrera de Nanocar tuvo lugar en abril de 2017 y fue seguida en directo en el canal de YouTube por más de 100.000 personas en todo el mundo.

La segunda carrera internacional de nanocarros se organizó dentro del proyecto FET OPEN «MEMO» (Mecánica con Moléculas), financiado por la Union Europea. El proyecto está dirigido por la Dra. Francesca Moresco, jefa del grupo «Single Molecule Machines» (SMM) del Center for Advancing Electronics Dresden (cfaed) de la Universidad Técnica de Dresde.

La segunda Nanocar Race internacional (Nanocar Race II) se llevó a cabo del 24/3/2022 a las 11:00 am al 25/03/2022 a las 11:00 am 24h sin parar. Ocho equipos internacionales de Europa, Asia y América compitieron a la vez en modalidad teledirigida desde el CEMES-CNRS G. Dupouy-Campus de Toulouse (Francia).

Investigación Fundamental

Lo que parece una gran diversión tiene, en el fondo, un serio propósito científico. La investigación fundamental sobre moléculas móviles y controlables selectivamente allana el camino para futuros esfuerzos y aplicaciones científicas.

Aunque hoy suene más a ciencia ficción que a ciencia, pronto estos nanocars podrían utilizarse para distribuir agentes médicos en el cuerpo humano, servir de motores para realizar el trabajo de diminutas micromáquinas o utilizarse como método alternativo para computar problemas complejos.

 

https://www.chemeurope.com/en/news/1175345/nanocar-race-ii-eight-teams-from-three-continents-gather-for-the-world-s-smallest-race-the-race-of-the-molecules
https://nanocar-race.cnrs.fr/indexEnglish.php
https://www.nanociencia.imdea.org/outreach/events/nanocar-race
Centro Integral de Servicio para Laboratorio