Snus: Las Bolsas de Nicotina ¿Alternativa a los Cigarros?

Conocemos los daños que causa el cigarro en nuestra salud, desde daños pulmonares, cáncer incluso hasta la muerte. Por lo que se ha estado considerando alternativas que no resulten tan dañinas: como los populares cigarros electrónicos o vapeadores, los parches y gomas de mascar de nicotina. Sin embargo existe un producto no fumable con las mismas propiedades del cigarro, pero que se cree es menos dañina.

Las Bolsas de Nicotina, conocidas como SNUS, son estimulantes sin humo que contiene nicotina que se consume por vía oral. El snus consiste en una mezcla de tabaco picado, sal y agua, que se coloca durante unos minutos por debajo del labio superior. También puede incluir aromatizantes como: aceite de bergamota, esencia de rosas o regaliz.

Que es el Snus

El snus se puede encontrar en cajas redondas con pequeñas bolsitas, donde se conserva la mezcla de tabaco picado, agua y sal. Su consumo, muy popular en Suecia, se realiza tomando una pizca de snus y colocándola debajo del labio superior durante unos minutos. Aunque este producto no se fuma, como los cigarrillos, el snus también contiene nicotina, la principal sustancia adictiva del tabaco.

Este alcaloide actúa sobre los circuitos de nuestro cerebro que regulan los sistemas de recompensa. Aumenta los niveles de dopamina y generando la misma sensación de placer que sienten los fumadores. Al igual que ocurre con los cigarrillos, el snus es un hábito dañino que, por su composición, no resulta fácil de abandonar.

Historia del Snus

Snus nació cuando los suecos en el siglo XVIII mezclaron hojas de tabaco con sal y agua, luego se lo pusieron debajo del labio. El viaje serpentea desde el Caribe hasta la corte francesa y luego como la pólvora por toda Europa como la última moda.

El monje Ramon Pane entró en contacto con su antecesor del snus en 1497, cuando lo acompañó en el segundo viaje de Colón a América. Luego vio que los sacerdotes nativos americanos se metían un polvo por la nariz a través de un tubo en forma de tenedor. Según los investigadores, el polvo probablemente no solo consistía en tabaco.

Cuando poco más de un millón de suecos emigraron a través del Atlántico desde 1846 hasta 1930, trajeron consigo sus costumbres y usos suecos, incluida la tradición del snus. El uso de snus era tan común que los estadounidenses llamaban a la calle principal de los distritos sueco-estadounidenses el bulevar de snus. El snus se convirtió en una de las señas de identidad de los suecos.

En la década de 1970, se introdujo la primera porción de snus, un paso importante para que los snus llegaran a un público más amplio. Desde entonces, la curva de ventas ha apuntado hacia arriba.

Diferencias entre el Snus y el Cigarrillo tradicional

El Sus se considera como una alternativa menos dañina que el Cigarro común, ya que el consumo del Snus radica en solo colocar una de las pequeñas bolsas del snus debajo del labio, la saliva hace el trabajo de deshacer su contenido. Este será ingerido tragando la misma saliva y los tejidos de la boca absorberán las sustancias del tabaco para que el cerebro comience a percibirlas y generar esta cadena de comodidad que sienten los fumadores.

El consumo del Snus deja de lado el tener que quemar el cigarro, así eliminando el molesto humo que deja, que a su vez disminuye el riesgo de dañar los pulmones con el humo. Cuando el cigarro entra en combustión, este libera mas de 7000 químicos de los cuales al menos 70 causan cáncer.

Sin embargo hay que tener en claro que ambos están hechos con tabaco, por lo que si o si contienen nicotina, esta es un compuesto orgánico alcaloide (C₁₀H₁₄N₂) que puede ser adictiva como el alcohol, la cocaína y la morfina. Si bien por sí sola no causa cáncer ni es excesivamente dañina, la nicotina es muy adictiva y expone a las personas a los efectos extremadamente dañinos de la dependencia del tabaco.

El Efecto de la Nicotina

La nicotina es tanto sedante como estimulante. Cuando el cuerpo se expone a la nicotina, el individuo experimenta un “golpe”. Esto se debe en parte a que la nicotina estimula las glándulas suprarrenales, lo que provoca la liberación de adrenalina.

Esta oleada de adrenalina estimula el cuerpo. Hay una liberación inmediata de glucosa, así como un aumento de la frecuencia cardíaca, la actividad respiratoria y la presión arterial. La nicotina también hace que el páncreas produzca menos insulina, lo que provoca un ligero aumento de azúcar en sangre o glucosa.

Indirectamente, la nicotina provoca la liberación de dopamina en las áreas de placer y motivación del cerebro. Un efecto similar ocurre cuando las personas consumen heroína o cocaína. El consumidor de drogas experimenta una sensación placentera.

Prohibición en Europa

Suecia es el único país de la Unión Europea que ha cumplido con el objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud de reducir su consumo de tabaco hasta alcanzar un porcentaje inferior al 20% de su población. Consumir snus, sí implica exposición a la nicotina, que es una sustancia adictiva, pero no al humo, lo que hace que sea mucho más seguro que fumar».

Lo cierto es que la idea de poder reducir el consumo de tabaco sin tener que sufrir síndrome de abstinencia ni renunciar al ritual que supone la nicotina puede resultar muy atractivo. Pese a ello, Europa permite vender cigarrillos y, en cambio, el snus es un producto ilegal. La razón está en los antecedentes y la falta de estudios sobre la verdadera toxicidad de este producto cuando Bruselas decidió prohibirlo por primera vez en 1992.

La Organización Mundial de la Salud está totalmente en contra de la promoción de Snus y los vapeadores, al igual que lo está del tabaco, ya que afirman que puede “desencadenar una falsa sensación de seguridad”. Lo que recomiendan, por tanto, para reducir el riesgo que tiene para la salud fumar, es muy sencillo y consiste en dejar de hacerlo.

⚠️Advertencia⚠️

Recuerde que el consumo de estos productos son dañinos para la salud, por lo que recomendamos disminuir su consumo si ya tiende a hacerlo, o evitarlos por completo. Existen muchas maneras para dejar de fumar. También hay recursos para ayudarlo. Su familia, amigos y compañeros de trabajo pueden servir como apoyo. Pero para tener éxito, usted de verdad debe tener el deseo de dejar de fumar.

 

Fuentes: Cancer.org / El Pais / MedicinePlus
Centro de Ingeniería y Servicios para Laboratorio